¿Qué futuro le espera a bitcoin?

No importa cuando leas esto. La realidad es que Bitcoin es actualmente la criptomoneda más conocida, importante y de más valor. Su crecimiento exponencial (multiplicó notablemente su monto en pocos años) le ha permitido consolidarse como una excelente alternativa ya sea para ganar dinero o para amortizar pérdidas.

En un contexto en el que abunda la incertidumbre y aumenta constantemente la desconfianza para con los gobiernos y sistemas financieros, bitcoin asoma como una opción cada vez más confiable.

En este sentido, el precio de un producto o bien varía según la relación oferta-demanda. El incremento del de Bitcoin, que -al momento de escribir estas líneas- oscila los 50 mil dólares, radica en la cantidad de personas y empresas de diferentes países apostando al mismo para almacenamiento de valor.

El interés por bitcoin aumenta notablemente

Si de oferta-demanda se trata, bitcoin se está convirtiendo en un bien muy preciado debido al éxito que ya han ostentado miles de personas y empresas. 

Aunque hoy en día rigen diferentes limitaciones (y hasta prohibiciones en algunos países) para esta moneda digital, existen cada vez más sitios o plataformas para comprar y vender.

Este fenómeno, calificado por muchos especialistas como fiebre de bitcoin, se multiplica día a día por los factores mencionados anteriormente. Pero, como si fuese poco, a todo ello se suma la apuesta por bitcoin de algunos empresarios muy famosos y con mucha repercusión; por ejemplo, Elon Musk, CEO de Tesla.

Lo cierto es que, más allá del dinero que una persona pueda ganar, detrás de bitcoin y las criptomonedas yacen otras cuestiones de índole esencial para explicar este fenómeno.

Una moneda descentralizada

Pese a la incertidumbre que genera el hecho de que las criptomonedas (con bitcoin a la cabeza) carezcan de un ente regulador, esto último es lo que las distingue. También lo que les permite contar con el aval de un gran porcentaje de la opinión pública.

¿Qué significa que esté descentralizada?

Que carece de un banco, organismo, institución o gobierno que lo regule, lo que en la práctica redunda en un aspecto muy positivo: las transacciones se realizan únicamente entre comprador y vendedor. Es decir, no hay intervención de terceros que cobren comisiones o se queden con porcentajes de las transacciones.

Un sistema muy seguro y confiable

Si algo no se ha reportado hasta el día de hoy es un hackeo, engaño o estafa en una operación con bitcoin. Esto se debe a que se trata de un sistema muy seguro que funciona mediante blockchain (una cadena de exploración de servicios) y la única manera de alterarla es empleando una tecnología que aún no disponen ni siquiera las empresas más importantes como Google o Microsoft.

Estas dos grandes ventajas posibilitan no solo la masificación de bitcoin en el mundo, sino también que muchos especialistas aseguren que, en un futuro no muy lejano, pueda incorporarse a Naciones.

Si esto último sucede, entonces dejarían de existir hechos vinculados con estafas, robos e incluso corrupción por parte de los gobiernos, bancos y sistemas financieros. Consta de un inconveniente cada vez más grave que se evidencia en decenas de países, especialmente los subdesarrollados o denominados tercermundistas.

¿Podrán bitcoin y las criptomonedas ponerle fin a este problema tan complejo?

Por ahora, todo parece indicar que cuenta con las condiciones necesarias para lograrlo.

Futuro del Bitcoin por Robert Kiyosaki

Aquí te mostramos que dijo el gran Kiyosaki (autor de “Padre Rico Padre Pobre”) sobre la criptomoneda más famosa de todas.

Criptomonedas

Las criptomonedas han llegado para quedarse. El padre de todas las cripto fue Bitcoin, que al día de hoy continúa siendo la más importante en cuanto a su valor y volumen de operaciones diarias (abarcando casi un 50% del mercado), pero es tan solo la cara más visible de un mundo basto y lleno de posibilidades. 

Las cripto han llegado para reemplazar, o al menos complementar, a los sistemas de pago tradicionales. Se sustentan en la tecnología del Blockchain, que básicamente consiste en un sistema 100% seguro y descentralizado de validación de transacciones que garantiza la autenticidad de cada una de las cripto que se compren o vendan. 

¿Cuántas criptomonedas existen?

Si bien la criptomoneda más conocida continúa siendo Bitcoin, con el correr de los años han ido surgiendo otros proyectos que ofrecen distintos cambios o mejoras. Al ser el Blockchain una tecnología que se planteó desde sus inicios como completamente descentralizada y de código abierto, cualquier usuario con los conocimientos técnicos necesarios puede hacer su propia criptomoneda y lanzarla al mercado, y es por este motivo que al día de hoy existen más de 9000 criptomonedas en circulación.

¿Por qué existen tantas #criptomonedas? – ¿Cuántas criptomonedas existen? por CoinaryTV

Nuevas soluciones digitales derivadas del Blockchain

El proyecto que más ha crecido en los últimos años ha sido Ethereum. A diferencia de Bitcoin, que es tan solo una moneda virtual, Ethereum es una plataforma digital que permite a los usuarios crear software que valide transacciones a través de su cadena de Blockchain.

Este sistema se conoce como Smart Contracts, o Contratos Inteligentes, y lo que estos programas permiten es ejecutar automáticamente un contrato cuando se cumplen determinadas condiciones, eliminando así los retrasos y costes devenidos de validar un contrato normal.

Para dar un ejemplo simple, imagina que quieres vender tu automóvil. En condiciones normales deberías pasar por varios procesos legales, al igual que el comprador, para verificar que ambas partes estén habilitadas para hacer la transacción, y verificar a su vez que el automóvil pueda ser vendido. Si esta transacción estuviese ligada un programa de la red blockchain de Ethereum, todas estas verificaciones serían absolutamente automáticas, y el intercambio automóvil – dinero se haría en el acto. Incluso el cambio de titularidad del automóvil quedaría también inscripto en la cadena del blockchain, por lo que el comprador no deberá hacer nada para validar su compra ante la ley. Todo automático, y absolutamente seguro. 

Ethereum no es lo mismo que Ether

Se suele confundir Ethereum con Ether. Ethereum es la plataforma de Smart Contracts antes mencionada, mientras que Ether (ETH) es la criptomoneda asociada al proyecto. Más allá de que cualquier persona pueda comprar y vender Ether libremente, la moneda se creó para ser utilizada como medio de pago para todos los contratos hechos en la red Ethereum. En este momento, Ether es la segunda criptomoneda más importante por detrás de Bitcoin.

Con el paso del tiempo han ido surgiendo otros proyectos que ofrecen distintas soluciones a partir de la tecnología Blockchain, y cada uno de ellos tiene una criptomoneda asociada que lo distingue. 

La llegada de las Altcoins

Las Altcoins son criptomonedas alternativas a las más conocidad como Bitcoin y Ethereum. Han sido creadas sin proyectos que las respalden, como el caso de DogeCoin (DOGE), una cripto creada “en broma” a partir de un meme, y que con el tiempo ha adquirido tanta relevancia que en estos momentos está posicionada en el Top 10 y ha hecho millonaria a muchísimas personas. Increíble pero cierto.

Volatilidad

La realidad es que cada una de las más de 9000 criptomonedas existentes tiene su propia historia. Algunas están muy bien sustentadas en proyectos sólidos, y otras existen sólo porque cualquier persona puede crearlas e insertarlas al mercado. Su éxito o fracaso dependerá de la voluntad de los traders que decidan operar cada una de estas criptomonedas. 

Para dar un ejemplo de otro proyecto serio, Internet of Things (IOTA), es un protocolo de intercambio de información basado en Blockchain creado por una empresa alemana que permite que cualquier electrodoméstico con una mínima capacidad de procesamiento pueda captar y repetir señales de wifi de forma completamente segura. El proyecto apunta a una mega red de wifi compartida y a la vez repetida por todos sus usuarios. Gracias a la increíble velocidad de procesamiento de transacciones del sistema, puede ofrecer velocidades de navegación absolutamente inéditas y de forma completamente gratuita. Este es solo uno de los proyectos que IOTA tiene en marcha utilizando su protocolo Blockchain como engranaje. Al igual que sucede con Ether y con todas las demás criptomonedas, más allá de representar un proyecto robusto, cualquier persona puede intercambiar IOTA por otras criptomonedas en los sitios de Exchange más conocidos.

Otro ejemplo muy interesante es el de Ripple (XRP), criptomoneda desarrollada por un conjunto de entidades bancarias que actualmente se posiciona en el Top 5 de criptomonedas con mejor desempeño. XRP fue concebida para reemplazar al viejo sistema SWIFT de transacciones internacionales, que es el que actualmente se utiliza en buena parte del mundo a pesar de su enorme cantidad de falencias (muchos actores involucrados, velocidad lentísima, comisiones altísimas). El sistema Ripple permite realizar transacciones internacionales interbancarias (y también entre individuos) con un solo click, literalmente en el acto y sin comisión, y ya está siendo utilizado por instituciones de gran calibre, como Santander Río y Bank of America. 

Diferencia entre Criptomoneda y Stablecoin

Con el paso del tiempo y la creciente popularidad de las criptomonedas, apareció un problema en el sistema. Al principio, podías utilizar tu dinero “real” para comprar monedas virtuales, y luego podías intercambiar esas monedas virtuales por otras monedas virtuales. El problema es que el mercado de las criptomonedas es muy volátil, por lo que si en un determinado momento querías evitar esa volatilidad la única opción era vender tus criptomonedas y recibir a cambio dinero real en tu cuenta bancaria. 

Este proceso puede demorar varias horas, y hay comisiones asociadas a cada una de estas transacciones. Al dueño del Exchange más famoso del mundo, Coinbase, se le ocurrió una solución. Lo que hizo fue crear una moneda virtual estable, cuyo valor se mantenga constante, para poder intercambiar criptomonedas por estas otras monedas virtuales estables, a fin de mantener todo el dinero dentro del Exchange sin necesidad de pasar por el banco.

Así surgió USDT, o USD Tether, la primera Stablecoin. El valor de 1 USDT es siempre igual a 1 USD, por lo que puedes cambiar por ejemplo BTC a USDT, y viceversa, con solo hacer un click. Sin demoras, con comisiones prácticamente inexistentes. 

Por supuesto que USDT fue un éxito, y con el tiempo se han ido sumando otras Stablecoin a la lista, como BUSD, LIBRA (proyecto de Facebook), etcétera. Algunas responden al Dólar, otras al Euro, y pueden incluso intercambiarse entre sí.

De esta forma, puedes guardar USDT sabiendo que valen lo mismo que tener USD reales, sin correr los riesgos asociados a la volatilidad de las criptodivisas y sin tener que sacar el dinero del Exchange.

Conclusión

Las criptomonedas han llegado para quedarse. Al día de hoy la capitalización total del mundo cripto está en 2.06 TRILLONES de dólares. Por día se operan alrededor de 200 BILLONES de dólares. Estos números dan vértigo, y continúan aumentando con cada día que pasa. 

Cada día hay más usos para las criptomonedas y nuevas soluciones digitales derivadas del Blockchain. Cada vez son más los comercios y servicios que aceptan pagos en cripto, y de a poco empiezan a aparecer grandes corporaciones que apuestan a este nuevo sistema de pagos. Sin ir más lejos, Elon Musk, fundador y dueño de Tesla y SpaceX, alienta a sus usuarios a comprar automóviles pagando íntegramente con criptodivisas.

El mundo cripto está en continua expansión, y podríamos decir que incluso hoy por hoy, a 10 años de la aparición de Bitcoin, aún se encuentra en una etapa temprana de desarrollo. El futuro es muy verde para el criptomercado, por lo que si te interesan las finanzas, tal vez sea buena idea dedicarle el tiempo que merece a aprender más sobre las múltiples herramientas financieras y opciones tecnológicas que el mundo cripto nos ofrece.